¿LOS TURBOS ELÉCTRICOS SON EL FUTURO?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Turbos
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Hace un tiempo la marca más famosa de turbocompresores Garrett, enseño al mercado y al mundo sus nuevos turbocompresores eléctricos. Que a diferencia de los normales la turbina es movida eléctricamente en un principio, para ayudar a solventar la entrada tardía de los gases de escape en la turbina.

Muchos de los profesionales que trabajamos en este sector nos preguntamos si es el futuro de los turbos, ¿o quizá no?

En el mundo de los vehículos con el paso de los años los coches se han vuelto más electrónicos y mucho más sofisticados. Teniendo ventajas como más potencia y menos consumo, así como saber en cada momento el estado del motor y sobre todo la seguridad activa y pasiva del vehículo.

Como todo en la vida tiene sus detractores, sobre todo porque las electrónicas conllevan averías más complicadas para el tradicional consumidor de vehículos. Aún existen muchos amantes de la mecánica tradicional que huyen de la masiva electrónica de la que disponen de los mismos, y es ahí donde ponemos el acento.

Un turbo movido eléctricamente tiene posiblemente más posibilidades de fallo que uno movido por los mismos gases de escape. Es evidente el por qué, así como una rotura del mismo será más costosa. Aunque los precios según pasan los años se irán disminuyendo, hasta llegar a un precio como cualquier otro turbo.

Su precio también puede ser un problema claro está, ya que ahora mismo los turbos eléctricos están pensados para motores de alta gama, ya que su coste es elevado para un usuario medio.

Aun con todo lo anterior expuesto hay que tener claro que son el futuro y sus ventajas son abundantes.

El primero y más notable es la perdida de lag o retraso en la aceleración del motor, ya que al moverse eléctricamente podemos hacer que el turbo entre en función en un momento exacto.

También podría reducir consumos, ya que para aplicar potencia esa exactitud que tendría el turbo podría hacer que se afinara más la inyección.

El peso podría volverse un punto a favor, ya que por ejemplo para potenciar un motor, un turbo eléctrico puede darnos una potencia más exacta que otros turbos más grandes y con un retraso de entrada más importante.

Lo que si tenemos claro es que son el futuro, siendo fundamental adaptar las mecánicas y los talleres, así como los recursos humanos necesarios para las reparaciones. La digitalización de la mecánica ya es un hecho y en el futuro lo será aún más.

Este artículo es en gran parte opiniones de un espectro profesional, pero claro, todo el mundo tiene la suya. Os dejamos un artículo interesante que indaga más sobre este tema.

https://www.diariomotor.com/noticia/turbo-electrico-garrett/

https://www.caranddriver.com/es/coches/planeta-motor/a29572177/turbo-electrico-garret-eturbo/

https://noticias.coches.com/noticias-motor/turbo-electrico/389781

 

 

Deja una respuesta